Ya no aguanto más mis aparatos de ortodoncia ¿Hay solución?
Sin categoría / 18 junio, 2017

              Todo el mundo dice que vale la pena, que el dolor pasará en unos días y que renunciar a estas alturas es tirar a la basura el dinero invertido y la paciencia que has sacado hasta de debajo de las piedras. Pero ¿sabes qué? Estás en tu derecho a a querer renunciar a tu tratamiento de ortodoncia si tanto te hace sufrir. Una cosa si es cierta: Si renuncias ahora perderás todo el avance que tanto dolor te ha costado ¿Qué puede pasar? Si te eliges mandar todo al diablo y decides removerte los aparatos de metal luego de haber arrancado tu tratamiento, tus dientes volverán al sitio donde estaban o comenzarán a apilarse en nuevo en otras direcciones. Nada grave si no te preocupa el aspecto que adquirirán ni tampoco los problemas que te darán a la hora de que quieras limpiarlos adecuadamente. ¿Que hago? Si el dolor, la irritación del tejido blando y las complicaciones que juntos generan ya te tiene colgando de un hilo, busca soluciones para no renunciar. Comienza por ejemplo por volver al consultorio luego del ajuste si la presión es más de lo que puedes soportar o…