La importancia de utilizar correctamente el protector solar

5 julio, 2020

Hay muchas cosas en el medio ambiente de las que nuestra piel necesita protección: desde la contaminación medioambiental, hasta la suciedad y las bacterias. Sin embargo, el factor más importante de la que hay que proteger la piel es el sol.

Se ha hablado mucho de la importancia de aplicarse protector solar en la playa en verano, pero la exposición a los rayos ultravioleta o UV del sol puede ser dañino durante todo el año, incluso si está nublado o hace frío.

Además, la exposición al sol no solo causa quemaduras solares; puede oscurecer la pigmentación, provocar signos prematuros de envejecimiento y causar cáncer de piel entre otros.

Comprender los rayos UV

 

Los rayos UVA están presentes durante todo el día y penetran más allá de la epidermis entrando incluso hasta la capa de la dermis. Estos rayos son los que hacen que la piel produzca melanina, pero también contribuyen al cáncer de piel y causan arrugas y líneas finas.

Esto se debe a que los rayos UVA dañan el colágeno en la capa de la dermis y el colágeno es lo que hace que nuestra piel se vuelva gorda y joven.

Los rayos UVB, que son más fuertes entre las 10 a.m. y las 4 p.m., solo alcanzan la epidermis. Sin embargo, dañan la superficie de nuestra piel, causan quemaduras solares y juegan un papel muy importante en el desarrollo del cáncer de piel.

Cáncer de piel

 

El cáncer de piel es el resultado del crecimiento incontrolado de células anómalas de la piel. Este crecimiento comienza cuando la radiación UV causa daño al ADN dentro de nuestras células de la piel.

Los tipos más comunes de cáncer de piel son el carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas y el melanoma. Si bien los tres son graves y deben tratarse, el melanoma puede ser el más mortal si no se detecta a tiempo.

¿Son Seguros los Protectores Solares?

 

Hay dos tipos de protectores solares: los bloqueadores físicos que reflejan los rayos ultravioletas del sol y contienen ingredientes activos minerales (óxido de zinc o dióxido de titanio) y los bloqueadores químicos que contienen ingredientes sintéticos que absorben los rayos ultravioletas del sol. Entre los principales ingredientes de los protectores químicos destacan: ácido aminobenzoico, avobenzona, octosalato, octocrileno y oxibenzona.

La oxibenzona ha recibido la peor prensa debido a la preocupación de que pueda actuar como lo que se conoce como un disruptor hormonal. Un disruptor hormonal es una sustancia química que tiene la capacidad de cruzar las membranas celulares y puede interferir con la producción natural de hormonas del cuerpo.

 

Cómo protegerse del sol

 

Para una protección completa, es importante limitar la exposición al sol y cuando se esté afuera, tratar de usar un sombrero y cubrir la mayor cantidad de piel posible. Sin embargo, durante los calurosos días de verano, lo último que se desea hacer es cubrirse, por lo que usar un protector solar de amplio espectro es la mejor manera de combatir los rayos UV.

Incluso si se evita el sol, los rayos UV pueden afectar a la piel a través del vidrio, la cobertura de nubes e incluso la ropa por lo que usar protector solar todos los días es muy importante para proteger la salud de la piel.

¿Qué es el SPF?

 

SPF significa factor de protección solar y es lo que define cuánto tiempo protegerá un producto de los rayos UVB. Un protector solar de amplio espectro incluye ingredientes que protegen contra los rayos UVA y UVB.

Curiosamente, un número SPF más alto no necesariamente significa que la piel estará más protegida. Si bien hay productos disponibles que van desde SPF 7 a SPF 70, es suficiente usar un producto con SPF 30 o SPF 50, siempre y cuando se aplique y se vuelva a aplicar correctamente.

Asimismo, la mayoría de los profesionales del cuidado de la piel recomiendan volver a aplicar el protector solar cada dos horas, independientemente del nivel de SPF que se utilice y especialmente cuando se está nadando o sudando.

 

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.