¿Como se hace un test de intolerancia alimentaria?

22 noviembre, 2018

Un test de intolerancia alimentaria puede ser de muchos tipos. El básico y el primero que todo el mundo puede realizarse consiste en una serie de preguntas referidas a las digestiones y a cómo funciona el intestino. Por las respuestas no se puede realizar un diagnóstico, pero sí puede surgir la sospecha de que puede existir una intolerancia alimentaria.

Este test básico es el único que podemos hacernos fuera de la consulta del médico y hay que recalcar que, tal como se ha dicho, no vale para emitir un diagnóstico, tan solo para establecer una sospecha sobre una posible intolerancia.

Entonces, ¿qué ocurre con otros test que se ofrecen en muchas tiendas e incluso en clínicas privadas? Pues que no tienen ninguna base científica. Ni los test de ADN, ni los test de grupo sanguíneo ni similares valen para dar un diagnóstico de intolerancia y, además, pueden ser muy peligrosos.

El peligro de estos test radica en que lo habitual es que se diga a la persona que se hace el test que tiene una gran cantidad de intolerancias a alimentos y este deje de tomarlos, lo que puede desequilibrar su dieta sin motivo.

¿Qué intolerancias existen?

A todos nos pueden sentar mal ciertos alimentos. Hay personas que no soportan las legumbres porque les producen más gases de lo normal, otros que sienten que cuando comen alimentos muy grasos no los digieren bien y también quienes no hacen buenas digestiones con frutas y verduras.

Pero esto no son intolerancias, solamente es que cada organismo es diferente y no todo el mundo reacciona igual con todas las comidas. Hoy, los médicos solo consideran que exista la intolerancia a la lactosa y la intolerancia al gluten. Se está estudiando si puede ser que exista la intolerancia a la fructosa aunque hay mucha polémica sobre esto.

Entonces, ¿por qué me sientan tan mal ciertas comidas?

Como hemos dicho, cada organismo es diferente pero, además, también puede haber un problema de flora intestinal que sea el causante de las malas digestiones. Tomar un complemento alimenticio que contenga probióticos y prebióticos puede ayudar a recuperar la flora intestinal y a que esas comidas vuelvan a poder formar parte de la dieta, aunque sea de forma ocasional o en pequeñas cantidades.

Si crees que puedes sufrir una intolerancia tras realizarte un test, habla con tu médico y él te hará las pruebas pertinentes para determinar si tienes un problema con la lactosa o el gluten.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.