Un estudio en adolescentes mexicanos vincula los niveles de DHA con el sueño

5 abril, 2020

Los niveles más altos del ácido graso omega-3 DHA (ácido docosahexaenoico) pueden estar asociados con una mayor duración del sueño para los adolescentes mexicanos, tal y como sugiere un nuevo estudio.

 

Los datos del ensayo realizado en México con adolescentes locales se han publicado en el Journal of Nutrition. Según los resultados, los niveles más altos de DHA se asociaron con un horario de sueño más temprano durante los días laborables y los fines de semana. El estudio muestra correlación y no causalidad, y los científicos pidieron ensayos aleatorios para investigar a fondo estas asociaciones.

 

La investigación la realizó un grupo de científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT) y el Instituto Nacional de Salud Pública de México. Los autores desvelaron que “un aumento de 20-30 minutos en la duración del sueño puede ser beneficioso para los niños en términos de control emocional y resultados académicos”.

 

En este sentido, los investigadores escribieron que “las magnitudes de las asociaciones reportadas son clínicamente significativas y sugieren un papel potencial de los PUFA (ácidos grasos poliinsaturados) en la dieta para promover un sueño saludable entre adolescentes”.

 

Detalles del estudio

 

Los investigadores analizaron datos de 405 adolescentes que viven en la Ciudad de México (edad promedio de 14 años). Los niveles de Omega-3 se midieron en plasma usando cromatografía de gases y líquidos. En cambio, el sueño se midió usando una actigrafía en sus muñecas durante siete días.

 

Los datos revelaron que los niveles crecientes de DHA se asocian con una mayor duración del sueño. De hecho, los que se situaron en la parte alta de la tabla en concentración de DHA durmieron durante 32 minutos más que los adolescentes en el cuartil más bajo.

 

Además, vincularon los niveles más altos de DHA con un horario de sueño más temprano durante los días laborales y fines de semana, con diferencias de hasta 45 minutos entre los niveles alto y bajo. Sin embargo, los investigadores notaron que esta relación no era lineal, a diferencia de la asociación entre la duración del sueño y los niveles de DHA.

 

Conclusiones

Los autores escribieron en el estudio que “los tamaños del efecto fueron de relevancia clínica”. Por ejemplo, hubo un punto medio de sueño 45 minutos más temprano en el grupo más alto en comparación con los segundos grupos con DHA más bajo. Por otra parte, registraron una duración de sueño 30 minutos más larga los fines de semana en el grupo más alto en comparación con los grupos con DHA bajo.

 

Por lo tanto, los investigadores apuestan por seguir analizando los vínculos entre los niveles de DHA y el sueño de los adolescentes. De esta forma, habría más pruebas acerca de la suplementación con DHA “como parte de una intervención integral de higiene del sueño en la adolescencia”.

 

Referencias

Jansen EC, Conroy DA, Burgess HJ, O’Brien LM, Cantoral A, Téllez-Rojo MM, Peterson KE, Baylin A. Plasma DHA Is Related to Sleep Timing and Duration in a Cohort of Mexican Adolescents. J Nutr. 2020 Mar 1;150(3):592-598. doi: 10.1093/jn/nxz286.

 

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.